‘Man seeking woman’, piloto con carcajada

¡Obviedad! ¡Una comedia que provoca risas! Pues no, no es tan obviedad. De hecho, no es muy común que el piloto de una sitcom provoque algo más que sonrisas. El tópico dice que es más difícil hacer reír que hacer llorar, y es algo aplicable a la inmensa mayoría de las grandes comedias televisivas, cuyos inicios suelen ser renqueantes hasta que el espectador se hace con los personajes. Esa familiarización, que permite usar gags recurrentes y un humor basado en la naturaleza de los propios personajes, tarda en llegar. Y mientras, a las sitcoms se les suelen ver los costurones. El último ejemplo que he vivido: la primera temporada de The Office (USA). Me costó digerirla, pero al llegar a la tercera ya todo iba sobre ruedas. Con Man seeking woman no es que suceda lo contrario; no es que conectemos al minuto con sus personajes y estemos cómodos con ellos. La gracia de la nueva sitcom de FXX se llama Saturday Night Live.

Continúa leyendo ‘Man seeking woman’, piloto con carcajada

‘Cyberbully’, o el acoso escolar sin colegio

I liked going online waaay better than school.

Me gustaba muuucho más estar en internet que en la escuela.

El acoso escolar es tan viejo como los colegios. Tanto como la propia sociedad humana. Siempre hay (y habrá) fuertes y débiles, y fuertes capaces y dispuestos a usar su posición de ventaja de una manera cruel: no es por beneficio propio, sino para desgracia ajena. Pese a sus décadas de historia, la biografía del llamado bullying dio un vuelco con la llegada de internet y sus derivados, especialmente los smartphones. Sobre esto, y con frases tan sencillas pero rotundas como la de la cita, habla Cyberbully, la penúltima obligación british en el mundo de las series.

Continúa leyendo ‘Cyberbully’, o el acoso escolar sin colegio

El lienzo en blanco

La que veis arriba es la última viñeta publicada de Calvin y Hobbes. No es la primera vez que aparece en este blog, y de hecho la suelo usar para felicitar el año (aquí está traducida) e ilustrar lo que el cambio de página en el calendario representa para muchos: la ocasión de volver a empezar. Propósitos, buenas o mejores intenciones, promesas… como dice Hobbes, “una enorme hoja de papel en blanco” en la que dibujar, o escribir. Watterson no solo fue capaz de crear una de las mejores tiras cómicas de la historia, sino que además le supo dar el final perfecto. Una despedida limpia, honesta, un punto final con aroma de aparte, pero final en esencia. Durante estos días, días de cambios, he sentido la necesidad de darle otra vuelta de tuerca a la viñeta, y he decidido que éste va a ser el último año en que me sirva de ella para felicitar el siguiente. Es maravilloso tener un lienzo en blanco delante, pero creo que es hora de no volver a cambiarlo. Calvin y Hobbes se fueron, pero yo no. Es hora de empezar a dibujar, o a escribir, para llenar los espacios con el mejor trazo posible, aunque haya algún tachón de vez en cuando. Seguirá siendo un mundo mágico, y seguirá habiendo siempre nieve virgen que explorar a bordo de un trineo, en la mejor compañía. Feliz 2015

‘Lost’ sí, siempre

Se suele decir que la edad dorada de las series, el salto de calidad que le quitó lo de pequeña a la pantalla de televisión, llegó de la mano de The Sopranos. Sobre Lost no hay demasiado consenso: unos la elevan a los altares, otros la fustigan. ¿Ciegos los primeros o resentidos los segundos? Ambas cosas, y quizá ninguna a la vez. Lo indiscutible del éxito de The Walking Dead o de la calidad de The Wire, por poner dos ejemplos, no encuentra reflejo en Lost, y la razón es muy sencilla: hablamos de sentimientos.

Continúa leyendo ‘Lost’ sí, siempre

La liga apestada

Cuesta creerlo, pero los tres transatlánticos de esta liga han vuelto a pinchar, una jornada más. El Real Madrid ya está fuera de la lucha, y ni los sucesivos batacazos ajenos le han servido para llegar al final con opciones. A los de Ancelotti les han faltado pies para pegarse tiros: empate en casa ante un tocado Valencia, que venía de presenciar su propio asesinato en Europa League; otro nulo en Valladolid, con una segunda parte de pacotilla; y un tercero, el gordo, en Balaídos, a manos del en teoría próximo gran rival, Luis Enrique. Los goles de Vigo dejan claro que el Madrid se bajó del tren liguero hace semanas, posiblemente tras el choque contra el Valencia, salvado a ultimísima hora con una filigrana de Cristiano. Obviamente, hay otra gran razón, la mayor: la Décima, el Santo Grial blanco. La generación de los Ramos, Benzema, Di María, Bale o Modric, la tienen entre ceja y ceja por aquello de incorporarla al palmarés. Otros, como Ronaldo o Alonso, por aquello de ganarla vestidos de blanco. Y otros, como Casillas, porque saben qué significa para el ADN merengue… por mucho que algunos quieran denegárselo al portero. Conclusión: la cabeza en Lisboa, como ya pasara en Amsterdam, París o Glasgow, cuando cayeron las tres Champions recientes, todas en cursos en los que el Madrid penó en Liga.

Continúa leyendo La liga apestada