Imagen de Jose Mourinho

Mourinho a medias (y II)

[Viene de la primera parte]

Habíamos dejado a José Mourinho de rodillas, mirando el cielo de la noche madrileña, esa noche que ha inspirado a tantos. Su cuerpo celebra la tercera Copa de Europa del Inter, la primera en casi medio siglo, pero su vista ya está puesta en el banquillo del Santiago Bernabéu. En la rueda de prensa posterior al partido, el portugués habla abiertamente del interés del Real Madrid; Massimo Moratti, presidente interista, comenta que todavía hay una "pequeña oportunidad" de que el entrenador se quede. Es decir, que está decidido: Mourinho se va al Real Madrid. Sabe que si quiere coronarse como rey del mundo no hay mejor manera que brindarles a los blancos la décima Champions...

Mourinho había plantado al Benfica y al União de Leiria en Portugal, y en Inglaterra había salido de forma tormentosa del Chelsea; un año de contrato por delante con el Inter, pues, no parece un impedimento a la hora de hacer las maletas. El Madrid, por su parte, se lame las heridas de una temporada marcada por el Alcorconazo en Copa y por un nuevo fracaso en Champions: seis años consecutivos apeados en octavos de final. El entrenador sabe que el Bernabéu es su de